Dedicado a mamá el 25 de diciembre

La Navidad es solo quien ha estado los 365 días del año. Es algo así como: “Gracias por haberme abrazado el corazón todos los días sin excepción”. Y ahí está ella, más bonita que el soneto 126 de Lope de Vega, ese que remueve y acaricia. Es como un buen vino, una cerveza bien tirada, lágrimas de risa y manos que limpian las que no hacen sonreír.

IMG_0258

 

Es aire fresco, es sol en día frío, es hielo en verano. Es todo aquello que a cualquiera le volvería loco, todo aquello que me hace feliz. Es el viento que me ayuda a avanzar, es la que se interpone entre mi trayecto y mi caída. Es todo aquello de lo que estoy orgullosa. Ella es todo.

 

Os aseguro que el rojo más bonito de entre todos los que veréis estas Navidades está en sus labios.

Feliz Mamá.

soneto 126

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0